De paseo por Michoacán.

En el puente del mes de Febrero estábamos de paseo por el Estado de Michoacán. Se los comento hasta hoy, porque había estado muy "ocupado" mejorando mis habilidades jugando Call of Duty 5.

La verdad que fue muy relajante y cansado al mismo tiempo, salimos el sábado por la mañana con rumbo a Zamora, ciudad de la que prácticamente quería salir lo más rápido posible pero parecía que no era posible.

Primero, al pasar por una avenida donde se encuentra un hospital, nos quedamos atorados en su tráfico, regresamos al Hotel "Comfort Inn", donde nos dieron indicaciones que no comprendimos del todo bien, pero que finalmente nos ayudaron a ubicar la avenida por donde debíamos salir.


Ya no ingresamos al centro, la verdad que Zamora a pesar de ser chica, tiene problemas de vialidades, así que al estar "casi" fuera de la ciudad, nos encontramos con que el camino rumbo a Camécuaro estaba siendo reparado y el congestionamiento nos detuvo otro rato.

Justamente cuando le llamaba a un compañero de trabajo en esa ciudad, nos dieron salida y llegamos finalmente al sitio que les comento, Camécuaro.


Un lugar muy agradable, donde se puede uno relajar fácilmente, puede uno ir de paseo rentando un bote, nadar, degustar de un buen plato de carne asada o de cecina.


Y disfrutan un rato de la compañía de los patos, que a cambio de un poco de alimentos, se comportarán como modelos profesionales para que obtengas su mejor ángulo.


Posterior a Camécuaro, visitamos Paracho; lugar que es famoso por su producción de Guitarras y en el que por supuesto compré una; ya puedo presumir que tengo una guitarra de allí. Además de comprar algunas piezas de pan cuyo sabor se me hizo similar al pan que preparan en algunos lugares de Chiapas.


De paracho nos enfilamos a Uruapan, previa llegada a esa ciudad, nos detuvimos para cargar combustible y en la estación aún mantenían un nacimiento muy peculiar:



Al llegar a Uruapan, noté que ya tienen mucho tiempo usando el sistema de "uno por uno" para circular en la ciudad. Pasamos a un lado del "Parque Nacional", en el que uno puede visitar "La rodilla del Diablo", sin embargo debíamos conseguir alojamiento y por la hora ya no era posible ingresar.

Nos hospedamos en un hotel del Centro y ya instalados, salimos a recorrer el centro, en el que nos encontramos con un "Mercado de Antojitos", donde cenamos y compramos otras piezas de pan.


Al día siguiente nos levantamos algo tarde, por lo que después del desayuno iríamos al Parque, sin embargo habían muchas personas esperando en la entrada, así que a insistencia sugerencia mía, tomamos rumbo hacia el volcán Paricutín.



Para ir hacia el volcán llegamos por el pueblo llamado "San Juan Nuevo", ya que dejamos la camioneta estacionada, teníamos dos opciones: hacer un recorrido de media hora a caballo para llegar hasta las ruinas o ir caminando. Saori decidió que lo mejor para ella sería esperar. Así que a sabiendas de los resultados de montar a caballo, decidí hacer el recorrido así; ya que el día estaba algo avanzado y todavía tendríamos que regresar a Uruapan para ir rumbo a Pátzcuaro y Morelia.


Continuaré...
Previous
Next Post »