Bloqueados en la autopista.

Viajando por las maravillosas autopistas del país, nos ha tocado la suerte en Veracruz de quedar bloqueados (junto con varios cientos de personas) porque habían "inconformes" (¿manipulados?) en la caseta que no permitían el paso. 

De sobra escribir sobre la impotencia, molestia, consecuencias económicas causadas por este bloqueo que como consecuencia directa para nosotros, provocó que un viajes de dos días, se convirtieran tres.

Durante el primer día no había opción de regresar sobre nuestros pasos ya que no era posible mover los bloques que conforman el muro central que divide la autopista. Algunas horas depués de soportar el calor, de interactuar con otros automovilistas, choferes de trailers, autobuses, etc, vimos pasar un "volteo" que kilómetros adelante se detuvo a petición de una familia, entre sus integrantes había una mujer embarazada que necesitaba atención.

Los ocupantes del volteo eran integrantes de una cuadrilla de mantenimiento de la autopista y se rehúsaban primero a proporcionar la ayuda, la presión de todos los que estaban cerca no les dió opción y se usaron cadenas para mover un bloque. No querían mover más, su argumento: "si la policía federal nos ve moviendo ésto, nos multan y nos meten a la cárcel".



A fin de cuentas, tuvieron que mover otro bloque porque los vehículos no lograban pasar por el espacio que había quedado libre originalmente. Minutos más tarde muchas personas se perfilaron hacia la caseta sobre los carriles contrarios y nosotros optamos por regresar y buscar: 1.- Agua, 2.- Alimentos, 3.- Gasolina, 4.- Hospedaje.

Siempre resultan cosas buenas en éstas situaciones, conocimos un pueblo muy agradable donde (¿por suerte?) encontramos hotel con todos los servicios, un restaurant cuyos alimentos estuvieron deliciosos, agua de piña dulce.

Lamentablemente, muchas personas esperaron hasta muy tarde y mientas nosotros habíamos recuperado fuerzas y teníamos donde pasar la noche, ellos estaban desesperados buscando. Para finalizar, al día siguiente ya teníamos un plan dado que la caseta no había sido liberada, cuando estaba verificando el vehículo mi esposa decidió checar por última ocasión y la cuenta de twitter de caminos y puentes federales anunciaba que la caseta había sido liberada.

De nuevo horas más tarde seguíamos atorados por la cantidad de vehículos que habían pasado la noche más los que fueron agregándose, pasamos la caseta finalmente y creíamos que el resto del viaje sería tranquilidad.

Kilómetros más, más adelante de nuevo nos encontramos varados, el problema ahora era un accidente que impedía el paso. Pasamos a (re)conocer otros sitios de Veracruz que no habíamos planeado, tratando de esquivar el accidente y sin embargo nos encontramos con otro segmento de la autopista ocupado completamente por trailers/autobuses. Finalmente movieron todos los vehículos involucrados en el accidente y ahora sí, sin contratiempos logramos llegar a nuestro destino final.

¿Qué causó el bloqueos y quienes eran? Integrantes de diversos pueblos indígenas de la zona, a los que increparon a bloquear la caseta por supuestas obras inconclusas porque el Gobierno Estatal no había cumplido con sus pagos. La veracidad de estos hechos no los pudimos comprobar, pero una situación es muy clara. La infraestructura de comunicaciones quedó paralizada, se requieren de más autopistas que comuniquen con el sureste del país.
Previous
Next Post »