Un verde campo.

Hacía mucho tiempo que no visitaba los campos de juegos y ha sido agradable encontrar que las lluvias (al menos es éste campo) han hecho crecer la hierba.


Esto permite hacer diversas jugadas, nuevos sitios donde ocultarse, debe tenerse mucha precaución también ya que no sabes que podrías encontrarte si ha crecido demasiado.
Previous
Next Post »