Solo una.

A que no puedes comer solo una.


Y en alguna ocasión, me lo propuse y sí pude comer solo una papa sabrita. Claro que tenía mucho antojo, pero tenía que romper el objetivo del mensaje publicitario.
Previous
Next Post »