Leones Negros.

Hoy fuímos a un partido de los "Leones Negros" al estadio Jalisco, invitación de Littler Boy. Muchas personas asistieron al estadio, cosa que no nos esperábamos ya que había una fila enorme para comprar boletos. Finalmente los conseguimos con un "revendedor", ni modo. Debo ser sincero y decir que no me agradó que Littler hiciera la compra así, pero era lo "viable" si queríamos ver el partido.



El primer tiempo estaba por finalizar, problemas para ingresar, no todas las puertas se abrieron.



El medio tiempo resultó agradable, no hacía calor, el pública como siempre dando espectáculo. El estadio casi se llenó, de hecho habían personasl amontonadas en ciertas partes del estadio, comentábamos que posiblemente no esperaban tal poder de convocatoria y que deberían abrir las puertas para que el público ingresara rápido.


Las edecarnes y el estorbo. Cuando las chicas pasaron hubo una que nos llamó la atención de manera muy especial, por su "trasero". Nos resultaba difícil creer que fuera natural, dado que los glúteos tenían un tamaño que no era proporcional al resto de su cuerpo, posiblemente el cirujano plástico responsable se excedió o ella lo pidió así. De cualquier forma, no resultaba agradable a la vista.



El partido transcurrió con algunas jugadas interesantes, pero nada que extraordinario por parte de los Leones.



A fin de cuentas, los Leones perdieron, con algunos amonestados; si el público no salió contento al cien por ciento, de menos tuvieron un rato para divertirse, como nosotros.


Lo que más disfruté, fueron algunas jugadas de ambos equipos y ciertos grupos del público que le reclamaban a todos los fotógrafos que se acercaban a a la zona, para que les tomaran fotos. Si no lo hacían, pues no es necesario que escriba las frases que les dedicaban.

Hubo un chavo que en especial les tuvo mucha paciencia y que en lugar de obtener una foto como la que se encuentra arriba de éste párrafo, se resignó a complacer al público tomándoles fotos.
Previous
Next Post »