No-Break Poseído.

Sucedió algo chusco en el trabajo, que se apaga el monitor, luego el gabinete, que sale humo blanco del no-break y por último !una llamarada! ¡A que pinche susto!.

Además, la oficina quedó impregnada del aroma pestilente que arrojó junto con el humo blanco.



Y después de estar desconectado casi un día completo, aún permanecía encendido. Afortunadamente, la computadora sigue operando y no se daño nada. :-)
Previous
Next Post »