Mi computadora.

Hace varios meses que compré una tarjeta de video "nueva", ya que para lo que existe en el mercado en éstos momentos, ha quedado obsoleta.

Previamente tenía una tarjeta AGP ATI Radeon 7000 64MB 64-bit AGP 2X/4X, VGA/DVI/Tv, RV6DE-NB3; que acompañada de una tarjeta madre Intel D865PERL, 2 DIMMS de 512 MB de memoria RAM Marca Kingston de 400MHz DDR, Procesador Intel Pentium 4 a 3.00GHz, discos duros IDE de 80GB y quemador de CD / lector de DVD's, me han servido durante los casi últimos cinco años.
Durante todo éste tiempo el hardware se ha desarrollado de manera exponencial y el software no ha podido seguir el mismo trote, pero sigue evolucionando; sin embargo yo sigo usando (casi) el mismo hardware.

En los últimos años, una amiga de Saori, me regaló un disco duro de 120GB, lo que me permitió incrementar la cantidad de datos almacenados.

Sin embargo, con el anuncio de que Windows XP dejaría de tener soporte, ejecuté la herramienta para verificar si el hardware con el que contaba me permitiría instalar Windows Vista.

El resultado no era prometedor, debía cambiar la tarjeta de video, incrementar el espacio en disco duro y adquirir una unidad para quemar DVD's.

Posteriormente compré la unidad para quemar DVD's y otro disco duro IDE de 160GB y la computadora seguía operando sin problemas, posteriormente se hicieron campañas para que el soporte a Windows XP se mantuviera, puesto que las experiencias con Windows Vista no ha sido satisfactoria para muchas personas.

Así que hace unos dos meses, decidí comprar una tarjeta de video nueva que me permitiera trabajar cuando menos un par de años, antes de hacer la adquisición de una nueva computadora personal.

La afortunada es una tarjeta XFX GeForce 5200 128MB DDR Standard
PV-T34K-NAHG cuyo GPU es: nVidia Corporation NV34 [GeForce FX 5200].

Ésta es la computadora que me acompaña en casa, desde la que escribo ésta entrada y a la que le he configurado Beryl, pero eso es tema para otra entrada.

Por lo pronto, Windows XP tendrá soporte durante otro tiempo y el hecho de haber tenido que adquirir la tarjeta nueva, tuvo como consecuencia que ahora yo disfrute (mucho más) de Beryl (que con la anterior tarjeta ATI) en mi partición de GNU/Linux Debian.

Es obvio que muchas empresas no estuvieron dispuestas a realizar una inversión en nuevo equipo de cómputo para usar Windows Vista, seguirán con Windows XP (aunque hay casos extremos donde se siguen usando Windows NT) como yo, lo que es mejor aún; se habrán cambiado a GNU/Linux.

Nadie sabe para quien trabaja.
Previous
Next Post »