Dos meses.

A partir de hoy.

Es el tiempo que me queda como soltero, aunque ya no vivía como tal.

Maestría, trabajo, preparativos y muchas cosas que no recuerdo ahorita, demasiada actividad para alguien como yo, que le gusta llevar un ritmo tranquilo y sin prisas.

Hay días en que no siento que sea muy pesado, hay otros en que de plano tiro la toalla y concluyo el día exhausto, es por eso que ya casi no he venido a escribir.

Muchas cosas que platicar y poco tiempo, pero como he comentado anteriormente; hay mas tiempo que vida.
Previous
Next Post »