Cubo de Rubik

El mes pasado estaba buscando un regalo de cumpleaños, en lugar de comprar el regalo me compré un cubo de Rubik.

Al igual que la inmensa mayoría, solo he podido armar una cara del cubo, estuve cerca de armar una segunda, pero en un movimiento ignoro como terminé desarmando todo otra vez.

Hay videos explicando las maneras de ir armando todas las caras, pero sin poderle dedicar tiempo para comprenderlas bien, no he podido enfocarme a resolverlo.

Videos como el de "Resolver el cubo en menos de 100 movimientos", resultan muy interesantes, sin embargo cuando te enteras que hay personas que tienen récords de menos de diez segundos para armarlo, no hay nada más que decir al respecto.




Aún más, cuando lo hacen con una mano.




Seguiremos viendo el lado amable y divertido del cubo.
Previous
Next Post »