Horrores ortográficos.

Me resulta molesto cuando cometo "horrores" ortográficos en el blog, a pesar de llevar cierto tiempo escribiendo, todavía cometo errores de cambiar letras, omitirlas, no colocar acentos y otros más.

Creo que no redacto tan mal, pero con el uso del teclado, me he dejado llevar por el hecho de poder usar la tecla de retroceso, cosa que no había disponible en las máquinas de escribir cuando tenía las clases de mecanografía en secundaria.

En aquellos días, yo lo que deseaba era tomar clases de electricidad, consideraba que la mecanografía era para las secretarías y que no resultaría útil excepto para los trabajos escolares.

Cuan equivocado estaba, la mecanografía me fue muy útil en la preparatoria y en la universidad, cuando tenía que hacer trabajos en grupo, yo era el que más rápido podía teclear, pero esa es otra historia.
Previous
Next Post »