La rosca de reyes.

Este año al partir la rosca en casa y en el trabajo he tenido la suerte de encontrar a los "niños".

Claro que en el trabajo la "carrilla" estuvo fuerte, en casa fue más parejo, todos encontramos a los "niños".

Que feo es cuando vamos a partir la rosca rogando no encontrar al niño, aunque muchos piensen y digan que como la economía no es la mejor, ¿para qué hicieron gastos excesivos en lugar de conservar parte de su agüinaldo?

Así que mejor sería disfrutar la costumbre de partir la rosca, en lugar de pensar a quien le van a "gorrear" los tamales el próximo 2 de Febrero; tampoco se trata de uno siempre sea el que está pagando, lo más sano sería repartirse los gastos.

Hemos desvirtuado las tradiciones, las posadas en realidad ya no son posadas, son meramente la pura fiesta.

Que les sean de provecho los tamales y el chocolate el día de la Candelaria.
Previous
Next Post »