Educación Vial ¿Qué es eso?

Tristemente, es de hacer notar que en diversas partes de los Estados Unidos Mexicanos, carecemos de educación vial.

En el Distrito Federal, las personas han entendido que es mejor ceder el paso y que ambos conductores lleguen a su destino, que aplicar aquello de "primero yo..".

En Guadalajara aún no entienden esto y por consiguiente es común observar en las noticias a todas horas, notas sobre accidentes entre particulares, entre particulares y transporte público; personas atropelladas por particulares y transporte público.

Hoy por la mañana uno de los principales circuitos callejeros, una de las avenidas más importantes de Guadalajara, se colapsó aproximadamente dos horas, tal vez más tiempo.

Decidí tomar una fotografía para que notaran el aspecto que tenía ayer por la mañana:


Idéntico a las saturaciones que se dan en las principales avenidas del Distrito Federal, cuando hay marchas, algún mítin, eventos políticos, etcétera.

En ésta ocasión, la saturación no fue resultado de algún reclamo al cambio de placas que quieren aplicar en la ciudad de Guadalajara, tampoco es porque alguna celebridad estuviera presente, tampoco había evento político alguno, este "embotellamiento" se debió a un accidente vial.

Aparentemente los involucrados fueron un Jeep, un Stratus y una camioneta tipo "van", hice alrededor de una hora y diez o quince minutos, para un trayecto que regularmente me tomaría veinte minutos considerando que me encuentre con tránsito "pesado".

Cuando llegue a la causa, traté de tomarle foto, pero no fue posible obtener una buena imágen ya que: la cantidad de luz no era la apropiada, corría el riesgo de provocar otro accidente, claro que todos los que íbamos circulando no podíamos evitar pasar sin hechar un ojo.

En la fotografía no se aprecia la magnitud de éste accidente, incluso se requirió de la presencia de los bomberos cosa que (nuevamente) no es de extrañar ya que regularmente son requeridos para prestar servicios con las "quijadas de la vida".



No comprendo que esperan las autoridades para detener esta ola de accidentes, muertes y heridos; llevan años con ésta situación en Guadalajara y al parecer todos nos quejamos pero nadie esta dispuesto a moverse o ser conscientes de la manera en que se conduce.

La educación vial y el civismo son palabras tan anticuadas que al parecer ya nadie recuerda su significado y las acciones que conllevan.

Cuando llegue a vivir a Guadalajara, me impresionó ver la cantidad de personas que veía en diversos cruceros de la ciudad y me preguntaba ¿porqué hay tantas personas con brazos y piernas mutilados? ¿Serán acaso las personas que sobrevivieron a las explosiones y quedaron con alguna extremidad de su cuerpo cercenado?

No, no son personas que sobrevivieron a las explosiones, la respuesta está en otra parte; y es que he de reconocer que yo también me he contagiado (por llamarlo de alguna manera) de este peculiar estilo de conducir el automóvil, "yo voy primero y me importan poco los demás".

He observado como los peatones, también cometen imprudencias al cruzar las calles y avenidas donde no deben, ¡para eso se pintan las rayas amarillas en las esquinas! Pero no, tenemos que aplicar aquello de ser mexicanos .

Hemos de hacer nuestra voluntad y en lugar de hacer uso de los puentes peatonales, los peatones nos arriesgamos a cruzar avenidas y nos convertirmos en el torero que en una tarde de domingo; quiere lucirse colocándose de rodillas para recibir al toro que ingresando al ruedo, lo embiste de frente porque no realizó correctamente la faena y lo paga con la vida.

También hago uso del transporte público, que también deja mucho que desear, cuando vivía en el Distrito Federal nunca llegue a sentir miedo o pánico aunque los choferes fueran "hechando carreritas" por ganar el pasaje y fueran mucho más jóvenes que yo (como dicen por allí, todavía tenían el bigote de leche).

He visto como los choferes van a exceso de velocidad, no se orillan correctamente para subir o bajar pasaje y en muchas ocasiones de como se avientan contra los peatones y conductores con tal de cumplir los tiempos de la ruta que cubren.

Ignoro que ocurre en otras ciudades del país, sin embargo yo comento de lo que veo cada día en el sitio donde estoy viviendo en éste momento, es claro que URGE que todos en ésta ciudad tomemos clases de educación vial y civismo.

Hace tiempo ví un reportaje sobre el "síndrome del conductor rebasado", el cual lo padecemos tanto hombres como mujeres, sin importar edad, estatus social, etc., todos lo manifestamos en cuanto vemos que alguien nos rebasa.

A mí en particular lo que me sucede es que no tolero cuando veo que alguien viene con exceso de velocidad y pretende rebasar por el carril de la derecha y posteriormente colocarse delante de tí,o cuando hay una fila para ingresar/salir de un sitio y el clásico "gandalla" se adelanta al resto y se mete.

Es obvio que las autoridades están mas preocupadas por recibir su cheque con el respectivo aumento, en crear un "viaducto" dándole preferencia al automóvil y no al peatón; que únicamente están calentando la silla porque olvidan que están allí para que se le sirvan y brinden soluciones a la sociedad.

Que (como siempre) hicieron promesas de campaña (pero claro, nunca indicaron cuando las cumplirían) y que siempre quedan en eso, promesas. En fin, mi particular punto de vista sobre el diario vivir en ésta ciudad.
Previous
Next Post »