Sismo del 19 de Septiembre de 1985

De nuevo el 19 de Septiembre.

Otro año mas en el que se recuerda el sismo que sacudió a la Ciudad de México en 1985 y en el que se realizan diversos simulacros y se recuerda la importancia de la prevención.

Sin embargo, esquemas como la "alerta sísmica" que se supone avisan con unos sesenta segundos antes de que el sismo llegue a la Ciudad de México, no son suficientes.

En una ocasión después de que tembló en años recientes en el D.F., se criticó mucho el hecho de que la "alerta sísmica" funcionara cuando no se presentó ningún sismo y que fallara dias después justo cuando realmente tembló y la alerta no funcionó.

Pocos dias despues yo le pregunte a una persona que se encontraba en un edificio de Avenida Reforma, si los sesenta segundos (que si no mal recuerdo es el tiempo de anticipación con el que trabaja la alerta sísmica); eran suficientes para salir del edificio y si parte del personal estaba capacitado para ayudar a evacuar el edificio. La respuesta fue un rotundo: NO.

Es evidente que en cuestión de seguridad a pesar de lo hecho durante este tiempo, aún no estamos completamente preparados para un sismo como el de 1985 y que a pesar de los esfuerzos de las autoridades por establecer acciones de prevención, aún no es suficiente.

A mi me consta que en sitios como el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), el personal aunque trabaja y quiere ayudar terminan atados de manos por cuestiones administrativas/políticas/presupuestales.

Claro que las acciones de prevención de riesgos no son únicamente responsabilidad del gobierno, sobre todo cuando las personas se van a vivir en terrenos ubicados a orillas de ríos, a las faldas de los cerros, etc.

Se que dirán ¿Pero entonces a dónde se van a vivir esas personas? Ese es otro problema ligado, la falta de vivienda DIGNA en nuestro país; porque (espero) estarán de acuerdo que las "viviendas" que construyen ahora no son de la calidad deseada/esperada y del espacio de metros cuadrados de construcción ni que decir, pero este tema es harina de otro costal.

A fin de cuentas, paso otro 19 de Septiembre junto con la polémica de la Torre del Bicentenario, se supone que las nuevas estructuras siguen los nuevos reglamentos de construcción como se (supone) aplicaron en la Torre Mayor, sin embargo cuando se hacen arreglos "por debajo del agua", no importan las reglas/especificaciones/etc., sobre todo cuando se ven tantos intereses como ha sido el caso de ésta Torre.
Previous
Next Post »