La naturaleza indudablemente es sabia.

Y lo digo porque cada ser viviente tiene la capacidad de poder sobrevivir, esto es porque el día de ayer por la tarde, al igual que en otras ocasiones el clima se veía que cambiaría de un momento a otro.

Ya saben, nubes grises cargadas de lluvia, el viento, relámpagos, etc., justamente iba a comprar algo cuando la lluvia empezó a caer.

Cuando llegue a la puerta de la casa no me di cuenta de que había un ave en el barandal, yo venía mas preocupado por cerrar las ventanas ya que la lluvia caía con fuerza.

Cuando ya estaba mas tránquilo, Rebeca me dice: "¿Ya viste el ave que está afuera?".

Sin pensarlo dos veces, me anime a tomarle una fotografia y corrí por la cámara esperando que el ave no huyera.

Me dice Rebeca: "Justo cuando empezó a llover se detuvo allí, como que no alcanzo a llegar al árbol".

En fin, me fui acercando poco a poco al ave, que por cierto estaba muy mojada pero eso sí, se hizo "bolita" lo mejor que pudo y cubrirse la cabeza.

Al principio tomé dos fotografías, pero al ver que no se movía me animé y me acerqué un poco más y tome dos fotos nuevamente.

Yo no sé si el ave estará acostumbra ya al contacto con nosotros o si la lluvia no le permitia moverse pero no se movio ni un centímetro a pesar de que yo estaba utilizando el flash.

Me llamo la atención sobremanera como el ave lograba cubrirse muy bien de la lluvia, que no se sintió amenazada por mi prescencia y que logró encontrar un lugar donde pasar la "mini-tormenta" que se presentaba en ese momento.

He aquí la fotografía:


He tenido el interés/curiosidad de tomar algún curso de fotografía, ya que desde niño siempre me ha gustado tomar fotos peeeeero no me he dado el tiempo, sin embargo; oportunidad como éstas de fotografiar algún animal o algún evento maravilloso de la naturaleza no se da continumente y ayer no estaba dispuesto a dejar pasar la oportunidad.

Sirva este mensaje para pensar en que la madre naturaleza es sabia y que los huracanes, tifones, tornados, erupciones volcánicas y demás fenómenos naturales no son eventos al azar.

Nuestro planeta es otro ser viviento y lo estamos aniquilando continuamente, sirva este mensaje para hacer conciencia de que aquí solo estamos de paso y que lo que no hagamos hoy el día de mañana tal vez lo paguen muy caro nuestros hijos.

Ojala a pesar del agujero en la capa de ozono y los cambios climáticos radicales que se están dando, tengamos tiempo de revertir el daño que le hemos causado a la Tierra.
Previous
Next Post »