Kitty kitina

Es un poco extraño como los gatos te muestran su afecto, cuando vivía con mi papá/mamá/hermana, nos regalaron una gatita, allá por finales de 1995 y se llama Kitty.

Kitty a estas alturas de su vida ya es tatara[....]buela y adoptó ciertas costumbres que nos sorprendieron.

Al principio todo lo normal que se puede esperar de una gatita, muy juguetona, curiosa, etc. Kitty creció y quedó preñada vayan uds. a saber de que gato y veíamos como engordaba y "sufría" porque ya no se podía acomodar como antes puesto que las crías no se lo permitían y se nos hacía curioso ver como las crías se movían dentro de ella.

Se llego el día que Kitty tenía que parir a sus crías, pero algo no andaba bien; perseguía a mi hermana y le maullaba en lugar de prepararse para parir. A mi hermana no le quedó mas remedio que acompañarla mientras llegaban cuatro gatitos siameses, blancos de ojos azules que con el paso del tiempo fueron tomando el color cafe característico de los siameses.

Sin embargo, la casa era chica y tuvimos que regalarlos conservando a Kitty nada mas.

Actualmente cuando voy a visitarlos, ya casi no la veo, pero ya esta muy "grande", los años gatunos pasan muy rápido y aún así, Kitty me maulla como cuando nos vimos por primera vez y creo que si por ella fuera, seguiría jugando conmigo igual que cuando llego con nosotros a finales de 1995.

La imágen fue retocada con Gimp.

Previous
Next Post »